House prices and inflation

Subirán los precios de las viviendas en España?

Sin duda, 2021 parece ser un año mucho mejor que 2020. Los programas de vacunas están en marcha, paquetes de ayuda multimillonarios se están implementando en la UE y los EE. UU. Y las principales economías se están recuperando gradualmente. Con los vientos que soplan a favor de un cambio positivo, muchas naciones han revisado al alza sus previsiones económicas. Pero, de la mano de las economías en recuperación, va un aumento en los precios de las viviendas y la inflación.

En muchos países, la inflación ha vuelto a terreno positivo, aunque tímidamente, tras situarse por debajo de cero durante gran parte de 2020. Los analistas creen que la inflación seguirá al alza a medida que avance el año, aunque la mayoría coincide en que su subida anual será inferior al 2% en Eurozona y EE. UU. Sin embargo, incluso un pequeño repunte de la inflación se traduce en precios más altos para la mayoría de los bienes de consumo, incluidos los precios de las viviendas.

Y luego están las tasas de interés: ¿se mantendrán por debajo de cero permitiendo las hipotecas más baratas registradas? ¿O el aumento de la inflación y las inyecciones masivas de efectivo los enviarán también a territorio positivo?

Pase lo que pase en 2021, y después del tumultuoso 2020, ¡somos reacios a hacer predicciones firmes! – las circunstancias actuales justifican la compra de una propiedad en España. Y por hacer esa compra más temprano que tarde. Después de todo, la inflación y las tasas de interés no han sido tan bajas durante años y con la creciente demanda de propiedades, tiene sentido comprar ahora. Este es el por qué.

Low interest rates

Tasas de interés bajísimas!

El tipo base Euribor, utilizado como referencia para las hipotecas españolas, cayó por debajo de cero en febrero de 2016. Desde entonces, se ha mantenido en terreno negativo y alcanzó su nivel más bajo a principios de este año cuando cayó al -0,505%, un mínimo histórico.

Con un interés mínimo en los últimos cinco años y en 2020 en particular, los propietarios de viviendas en España han disfrutado de algunas de las mejores condiciones hipotecarias de la historia. Las tasas de interés históricamente bajas significan la oportunidad de pedir prestado más dinero por menos. En enero de este año, si bien los préstamos hipotecarios descendieron un 31,6% en términos interanuales, el importe prestado aumentó un 13,5% hasta algo menos de 130.000 euros.

Desde principios de año, sin embargo, el Euribor ha subido levemente y alcanzó la tasa del -0,487% en marzo. Un pequeño cambio pero aún hacia arriba. Y como saben los titulares de hipotecas, incluso el cambio más pequeño en las tasas de interés aumenta los pagos mensuales. No en vano las hipotecas a tipo fijo supusieron el 53% del total en España en 2020 frente al 47% en 2019.

¿El resultado? Ahora es el momento de pensar en obtener una hipoteca si la necesita.

Euribor

Un Euribor más alto en 2021

El consenso general apunta a que el Euribor se mantendrá en terreno negativo a lo largo de este año; algunos analistas llegan a predecir tipos por debajo de cero durante varios años. Sin embargo, sea cual sea la opinión, es un hecho económico que las tasas de interés permanecen bajas cuando las economías necesitan ser estimuladas y la inflación permanece bajo control. Y, claro está, aumentan cuando las economías comienzan a calentarse y los precios de la vivienda y la inflación aumentan.

El Banco Central Europeo (BCE) basará sus decisiones sobre tipos de este año en el comportamiento de las economías de la zona euro. Si la recuperación llega rápidamente y las tasas de inflación comienzan a subir por encima del 2%, existe la posibilidad de que el BCE considere seriamente tasas de interés más altas.

¿El resultado? Es probable que obtener un préstamo hipotecario sea más barato ahora que a finales de este año.

Más dinero

A pesar de las dificultades económicas, los españoles han ahorrado grandes sumas de dinero y se prevé que el país reciba enormes fondos en la segunda mitad del año. En consecuencia, hay más dinero disponible para gastar y con una casa nueva en la parte superior de las listas de deseos de los españoles (vea los planes para mudarse a continuación), la propiedad será una compra preferida.

Más dinero en casa

Aunque 2020 fue una montaña rusa económica para muchos, la pandemia ha aumentado la solvencia de los hogares españoles. Una encuesta reciente de la Asociación de Consumidores OCH, encontró que el 55% de los hogares españoles no vieron una disminución en sus ingresos el año pasado. Además, la solvencia media se elevó hasta el 52,5%, un 3,8% más que en 2019.

¿El resultado? Los españoles tienen más dinero para gastar en propiedades (y pagos de hipotecas).

Increase in the money supply

Más dinero a nivel nacional

España debe recibir una inyección masiva de fondos del Fondo Europeo de Recuperación durante el verano y otoño de este año. Ha obtenido casi 140 000 millones de euros del fondo, que asciende a 750.000 millones de euros para la UE en su conjunto. 72.700 millones de euros de la participación de España estarán disponibles como subvenciones y el resto como préstamos.

La asignación de los fondos está sujeta a reformas estructurales a nivel nacional y regional. Pero el hecho es que se inyectarán casi 140 000 millones de euros en la economía.

¿El resultado? El aumento de la actividad económica significa que España y sus habitantes tendrán más para gastar, lo que aumentará la demanda de propiedades y aumentará los precios de la vivienda y la inflación.

Demanda acumulada

A pesar de las terribles predicciones de marzo de 2020, el mercado inmobiliario español no ha sufrido tanto como creían los analistas. Las ventas cayeron en todo el país entre abril y octubre, pero repuntaron hacia finales de año. En el cuarto trimestre, la Costa del Sol registró la segunda mayor actividad de ventas por cada 1.000 habitantes en España después de la Costa Blanca. Y las ventas de obra nueva en realidad aumentaron durante 2020 cuando aumentaron en un 8%.

Como muestra el repunte de las ventas, el mercado inmobiliario ha experimentado un aumento de la demanda. Se prevé que esto aumente a lo largo de 2021 gracias al levantamiento de las restricciones y la vacunación de la población.

Según una encuesta realizada en Noviembre del año pasado por CENTURY 21 España, el 65% de los españoles expresó el deseo de mudarse de casa tras la pandemia. La necesidad de más espacio, interior y exterior, es el principal factor motivador.

Obviamente, una proporción significativa del 65% verá sus deseos restringidos por problemas de asequibilidad. Pero, sin duda, existe una demanda reprimida en el mercado, que comenzará a hacer subir los precios de la vivienda.

Además, los españoles siguen firmemente aferrados a la idea de ser propietarios de una vivienda. La encuesta encontró que 9 de cada 10 preferirían ser propietarios de su casa en lugar de alquilar. La razón principal de la mayoría (56%) fue porque perciben la propiedad de vivienda como una inversión futura.

¿El resultado? Es probable que la demanda aumente en los próximos meses a medida que disminuyan los efectos de la pandemia.

House prices and inflation

Los precios de la vivienda y la inflación están aumentando

Los sucesivos bloqueos y cierres de establecimientos minoristas y de hostelería empujaron la inflación a la baja en la mayoría de los países durante 2020. España no fue una excepción: a partir de marzo, las tasas de inflación mensual se mantuvieron por debajo de cero. Terminaron el año en -0,5%, su nivel más bajo desde 2014. Sin embargo, es significativo que la tasa de inflación de los alimentos frescos se mantuviera muy por encima de cero en 2020 y en un momento aumentó un 7% debido a la fuerte demanda.

La inflación en España comenzó este año subiendo un 0,5%. En Marzo subió un 1.3% lo que se traduce en una tasa anual del 1,2%. Ya casi un 2% más que en diciembre. El Banco de España prevé un a inflación media del 1.4% este año.

¿El resultado? Los precios de los bienes de consumo, incluida la propiedad, ya son más caros ahora que en enero y es probable que sean aún más caros a medida que avance el 2021.

A los precios también les ha ido bastante bien. El último informe trimestral de TINSA  para España (T1 2021) encontró que 12 meses después del inicio de la pandemia, los precios de la vivienda en España han subido un 0,5% en el año. La figura indica estabilidad en el mercado.

Numerosas provincias registraron incrementos constantes desde el 4,8% en Baleares y el 4,7% en Tenerife a un 2,1% más moderado (pero aún positivo) en Murcia y un 0,3% en Málaga. Los precios también aumentaron en las capitales de provincia costeras en general. En un contexto de una media del 0,5% en el conjunto de España, la propiedad en Alicante subió un 7,7%, en Santa Cruz de Tenerife un 7% y en Malaga un 5.1%.

¿El resultado? Los precios de las propiedades en partes deseables de España están subiendo.

Couple buying a house

¿Por qué comprar ahora? Tiene sentido

Cuando se toman en consideración todos los factores: tasas de interés bajas, más dinero en circulación; demanda reprimida en el mercado; y una tendencia al alza en los precios de las viviendas y la inflación: son argumentos convincentes para comprar una propiedad en España ahora.

Una compra oportuna le permitirá aprovechar al máximo la situación actual y convertirla en su ventaja. Compre ahora para aprovechar la ola de inflación y coseche las recompensas de su devolución más adelante.

Y mientras tanto, por supuesto, puedes disfrutar de todos los demás beneficios que van de la mano con la compra de una vivienda en España, a saber, un buen clima (es decir, al menos 300 días de sol al año), excelentes conexiones con el resto de Europa, un estilo de vida al aire libre e instalaciones y comodidades de primera clase. Contáctame hoy y comencemos el proceso de encontrar la casa de tus sueños bajo el sol.

.
Contáctame

My Favourite Properties

X